Perfil del comprador de vivienda en el 6º año de la crisis

Persona que lleva años madurando la idea de comprar pero que el precio, las condiciones económicas de los préstamos y sobre todo la influencia mediática, le han creado muchos miedos a equivocarse sobre todo en la cantidad de la inversión a realizar.

Se ha pasado de:

  1. financiación accesible a la gran mayoría,
  2. condiciones económicas en las hipotecas muy asequibles
  3. precios de las viviendas ante la escased de oferta in-negociables

A:

  • dificultad para la concesión de préstamos en condiciones asequibles:
    • del 100% de la operación incluyendo impuestos,al 60%, 
    • diferenciales del 0,50% al 3%,
    • exceso de vinculaciones durante la vida del préstamo para conseguir una mínima mejora en las condiciones  difíciles de conseguir cumplirlas
  • dinero necesario que debería tenerse ahorrado para poder afrontar la parte que no se financia (30-40%) del total de la financiación
  • miedo a desprenderse de una gran cantidad del dinero ahorrado para poder afrontar otros imprevistos (despido, aumento de ingresos, gastos con otra prioridad ……)
  • mucha oferta en vivienda y diversidad en precios que provocan miedos a comprar caro. En definitiva miedo a equivocarse.

Tenemos a un comprador, muy bien informado, que sigue día a día desde hace años la evolución  de las condiciones de financiación, los precios de la vivienda, los precio de los alquileres:

  • cuando el precio es asequible, las condiciones de la financiación no lo són.
  • cuando ambas pueden cuadrar resulta que lo que se obtiene a cambio es una vivienda “no a su gusto”  ( muchos años, necesidad de reformas, miedos a imprevistos, derramas, etc,….).
  • cuanto más tardan en decidirse, más dinero gastan en alquileres ( dinero que nunca tendrá la posibilidad de recuperar)  y menos invierten ( a medio-largo plazo o a futuro).
Mi consejo:

Invertir en vivienda es un buen negocio porque es:

  • PARA VIVIR ( no para especular), 
  • PARA DISFRUTAR del día a día, 
  • para mirárla como recompensa del esfuerzo del trabajo de muchos años
  • como el instrumento necesario para adaptarse a las circunstancias de la vida de cada uno.

Se trata de una inversión controlada por uno mismo (no con terceros) que:

  • puede ser una pensión de jubilación, 
  • servir de ayuda a los hijos como comienzo, 
  • sacar rentabilidades del 3-4% con el alquiler mientras no tenga un uso,
  • ………..muchas posibilidades.

Lo más importante, no dejar todos los huevos en la misma cesta y no aplicar el cuento de la lechera.

Los precios se han adaptado bastante y las pretensiones de los posibles compradores se están ajustando mucho a sus posibilidades reales. Se vuelve al pasito, pasito y se abandona la montaña rusa. Cada uno vuelve a poner su propio ritmo, pero con los pies en el suelo.

OJO, IMPORTANTÍSIMO no en cualquier vivienda:

  • mejor en el centro que en los extra-radios, 
  • mejor en barrios consolidados con muchos servicios que en urbanizaciones aisladas repletas de viviendas. 

Cuando compres, piensa en cuando la vendas: que sea atractiva a mucha gente y podrás venderla rápidamente, recuperar la inversión o incluso ganar con ello.

Cuanto la personalices ten en cuenta que ese dinero te lo gastas por capricho no por inversión ( no pienses que todos necesitamos lo mismo).

Y jamás consideres que los impuestos que se pagan es una inversión y que debes de sacar rentabilidad de ellos.

Compra la vivienda que te guste ajustándose a tus posibilidades de hoy o del medio plazo y sobre todo ……….disfruta de ella. Nunca te arrepentirás. El momento actual es excepcional para elegir, saber que errores no hay que cometer y de tener un nuevo objetivo a conseguir luchando en el día a día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*