¿qué casa compro si dudo entre dos?

en ocasiones ocurre que no encontramos ninguna vivienda que nos seduzca y de repente descubrimos dos viviendas que nos encantan. en ese momento el problema pasa de ser «encontrar» a «decidir, que no siempre es fácil. en este caso, mirar los equipamientos externos, pensar en los servicios que necesitaremos en el futuro y valorar el valor de esa vivienda con el paso de los años
una vez llegado al punto de encontrar dos viviendas que nos gustan, el miedo a equivocarnos se hace un hueco en nuestra mente, hay variables que podemos ir analizando, como:
1) el precio
2) equipamientos: si el precio no desequilibra la balanza, hay que ver el entorno y servicios que tendremos en la zona donde está ubicada la vivienda. aquí hay que ver distancia a los supermercados, al médico, al transporte público, al trabajo, etc. conversar con gente de la zona sobre qué valoran y qué echan en falta también puede ayudar a hacernos una imagen más real de la vida en ese barrio
3) servicios necesarios en el futuro: dependiendo de nuestro estilo de vida y edad actual, tendremos unas necesidades u otras. debemos mirar al futuro y valorando si la vivienda es para unos años o para más tiempo, ver si los servicios del entorno van a ser capaces de satisfacer nuestras necesidades dentro de unos años
4) valor de futuro: si pensamos en que tendremos que deshacernos de la vivienda en unos años (da igual si dos, cinco, 10 o más años), la posible revalorización de la vivienda es otro punto a tener en cuenta. tal y como está el mercado, nada nos garantiza que nuestra previsión se cumpla, pero es obvio que siempre hay zonas con mejor salida que otras

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*