LOS 13 DESAFÍOS DEL SECTOR PARA 2013


Cinco años después del estallido de la burbuja inmobiliaria, 2013 se presenta como un ejercicio clave para el sector. La situación, a pesar de llevar ya un lustro de caída, no parece estabilizada y el mal comportamiento del negocio inmobiliario en 2012 hace que sean muchos los deberes pendientes para este año. Los expertos del sector destacan los 13 desafíos que marcarán la actualidad inmobiliaria en los próximos doce meses.
1-Situación de la economía y el empleo. Con unas cifras tan altas de desempleo y la incertidumbre de los que tienen aún trabajo, los expertos creen que el ritmo de compra de viviendas seguirá siendo muy lento.
2- El precio de la vivienda será otro de los puntos claves del sector inmobiliario en 2013. Según Sociedad de Tasación, el año pasado, el precio del metro cuadrado en obra nueva sufrió una caída del 6,9%, de media. Desde los máximos de 2007, este descenso es de un 24%; y de un 33% si se descuenta el efecto de la inflación. Para este año, aún se espera una caída en los precios, principalmente en las zonas con sobreoferta.
3- La mayoría de los agentes del sector cree que hay margen de bajada de precios, no solo porque apenas se ha absorbido la mitad de la subida que experimentó el precio de la vivienda durante el boom de la pasada década, sino también por el impacto del fin de las ayudas a la compra de inmuebles y la subida del IVA del 4% al 10%. Las cifras de ventas en el primer trimestre de 2013 serán muy negativas debido a ambas medidas, señalan.
4- La puesta en marcha del banco malo (Sareb) es una de las novedades más esperadas para 2013. La mayoría de los expertos cree que las consecuencias de la creación de la mayor inmobiliaria de Europa se verán a largo plazo.
5-. A finales de 2012, se aprobó la Reforma de la Ley que regula las Socimis. Estos vehículos tienen como objetivo fomentar el mercado del alquiler ofreciendo a sus inversores ventajas fiscales. Los expertos comentan que gracias a la reforma, la estructura de las Socimis es muy atractiva para establecer una sociedad tenedora de activos.
6-. Según las estimaciones de Sociedad de Tasación, en 2012, se iniciaron solo 46.000 viviendas. La cifra responde al stock que desde 2007 arrastra el mercado residencial, que podría superar en la actualidad el millón de unidades. Los expertos del sector creen que este año se iniciará un número algo superior de viviendas, ya que, aunque en algunas localidades, sobre todo en costa, existe abundante oferta; en otras ciudades, hay demanda sin respuesta.
7- Tras un 2012 con serias restricciones a la financiación inmobiliaria, los expertos auguran menos trabas para este año, gracias a la reforma del sistema financiero. Explican que Sareb se crea como la mejor forma de ejecutar el saneamiento de la banca española. Financiándose las entidades cada vez con más normalidad, éstas deberían trasladar esa normalidad a las familias y a las empresas y, por tanto, facilitar las transacciones entre particulares.
8- El principal indicador de las hipotecas, el euríbor, se encuentra en mínimos históricos. Esto permite dar un respiro a los hipotecados pero, en cambio, no fomenta pedir nuevos préstamos, cuyas condiciones son peores.
9- Las principales promotoras se enfrentan en 2013 a nuevas negociaciones con sus entidades acreedoras, al haber perdido valor sus activos pero manteniéndose sus millonarias deudas. En el sector creen que muchas de estas sociedades acabarán absorbidas por las carteras inmobiliarias de las propias entidades financieras o en Sareb.
10- La creación de Sareb y las reformas del Gobierno animarán a muchos inversores a desembarcar en España, tras años esperando oportunidades en este mercado.
11- La normativa urbanística es otro de los deberes pendientes que se abordarán en 2013. El Gobierno pretende modificar la Ley del Suelo para cambiar el régimen de valoraciones y eliminar cargas administrativas, que lastran la actividad promotora y rehabilitadora.
12- La futura Ley de Rehabilitación y el consecuente desarrollo de este nicho de negocio es uno de los desafíos pendientes del mercado desde hace años y cuyo desarrollo permitirá, según los expertos, estabilizar el precio de la vivienda y aumentar la oferta de alquiler.

13- En el mercado no residencial, el sector deberá enfrentarse a unos niveles históricamente altos de desocupación en grandes mercados, como el de oficinas de Madrid y Barcelona. Mejorar estos inmuebles y ajustarlos en precio marcará la diferencia entre los activos que encuentren comprador y los que no.

Fuente: Expansión 24/01/2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *