LA BANCA DEBERÁ REBAJAR LOS INTERESES DE DEMORA DE LAS HIPOTECAS DEL 20% AL 6%


El Gobierno va a cerrar en los próximos días una sustancial reforma del mercado hipotecario. La idea es “mejorar la posición del deudor”, rebajando de forma drástica los intereses de demora de las hipotecas constituidas sobre vivienda habitual, que no podrán ser superiores al interés legal del dinero (ahora en el 4%) más un recargo de dos puntos
porcentuales. Es decir, como mucho, del 6%, frente a la media 20% que se viene cobrando actualmente, según los expertos hipotecarios. Los intereses moratorios van desde el 18% al 29%, según una muestra de Adicae, que ha analizado 18.000 escrituras. “La media es cercana al 24%”, apuntan fuentes de la asociación.
Así se desprende de las propuestas de enmiendas al Proyecto de Ley de Medidas Urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, que ultima el Ministerio de Economía. Esto es algo que ya habían consensuado Gobierno y PSOE en las negociaciones que mantuvieron a finales de 2012, pero no se hizo público, según fuentes de la comisión que se creó para resolver el problema de los desahucios. De hecho, el PSOE incluirá esta propuesta de intereses de demora en la enmienda a la totalidad que ha preparado para el proyecto, que se debate el miércoles en el Congreso, según fuentes socialistas. El Ejecutivo aprobó el 15 de noviembre el Real Decreto-Ley 27/2012, que incluía una serie de medidas para paliar los efectos de este “padecimiento social”. Entre ellas, una moratoria de dos años para las familias en riesgo de exclusión social que se vieran despojadas de sus casas por una ejecución y la creación de un fondo social de viviendas de la banca. En noviembre no se pudo plasmar un acuerdo entre Economía y el PSOE, que se pospuso para la tramitación parlamentaria. Ahora, al convertir el decreto en Proyecto de Ley, las posiciones se han acercado, por la vía de las enmiendas. Por ejemplo, ahora la intención del Gobierno es que “en ningún caso podrá pactarse que la hipoteca asegure intereses [al banco] por plazo superior a tres años [los dos últimos años transcurridos y la parte vencida de la anualidad corriente]”, en lugar de los cinco años que marca la Ley Hipotecaria actualmente. Es decir, los deudores abonarán intereses del 6% y durante un trienio, como mucho, en lugar del 20% durante un lustro. Se trata de un cambio promovido por el PSOE, que a su vez lo asumió por indicación de los jueces decanos de España. Además, la propuesta que maneja Economía (fechada el 22 de enero, y sujeta a algún retoque) estipula que se suprimirá el artículo 115 de la Ley Hipotecaria. Es decir, se elimina la facultad legal del acreedor de exigir del deudor ampliación de la hipoteca para asegurar intereses vencidos y no satisfechos. Se permitirá el pacto, pero dejará de ser un “privilegio” de la entidad.
Otra novedad es que el Ejecutivo propone un procedimiento extrajudicial para la venta del inmueble cuando el deudor impaga la hipoteca. “En cualquier momento anterior a la celebración de la subasta, el deudor podría presentar al juzgado un comprador de la vivienda que ofrezca un importe igual o superior al 70% del valor de tasación para subasta”.

Notificado el banco, éste tendrá “un plazo de 20 días para bien presentar un comprador por importe superior o bien adjudicarse el inmueble por ese importe, poniendo fin al procedimiento”. Y la tasación para subasta que presente el deudor tendrá prevalencia sobre la del banco. 

Falta el visto bueno del Ministerio de Justicia, y Economía aún sopesa retocar un poco el contenido de las enmiendas, confirman fuentes tanto gubernamentales como del Grupo Parlamentario Popular. Representantes del Tesoro público se reunieron ayer con el Banco de España y las entidades para debatir los pros y los contras de la reforma.

Fuente: Expansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *