Castilla y León pretende endurecer la fiscalidad aplicable a las ventas de vivienda usada en el tipo del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

 

Castilla y León pretende endurecer la fiscalidad aplicable a las ventas de vivienda usada en el tipo del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.

Pasará a ser del 8% con carácter general, y del 10% para las cantidades que superen los 250.000 euros como valor del inmueble transmitido.

El tipo reducido debería pasar del 4 al 5%, aplicable a la adquisición de vivienda habitual en cuatro supuestos: cuando compre una familia numerosa, cuando compre una persona con minusvalía de al menos un 65%, para VPO y para menores de 36 años que adquieran su primera vivienda. En todos los casos se establece un nivel máximo de ingresos familiares, de entre 31.500 y 37.800 euros.

Además, el tipo aplicable a los Actos Jurídicos Documentados está previsto que pase al 1,5%.

Estas modificaciones no son aún definitivas. Lo serán cuando se apruebe definitivamente esta normativa, y serían aplicables a operaciones realizadas a partir del 1 de enero de 2013, salvo que el texto final disponga otra cosa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *